modelo SMO

"Es poco probable medir la inteligencia como algo absoluto, sin embargo, esta sí se puede observar en cada contexto en función de tres elementos: el tipo de decisiones que se toman, la pertinencia de las estrategias y herramientas que se usan, y sobre todo, la sostenibilidad y la trascendencia de las metas que se alcanzan"

WAMB

Modelo SMO


En un marco de gestión de vanguardia -y considerando que la excelencia es un concepto dinámico cada vez más exigente-, el Modelo SMO, es un referente sistémico de nivel de Excelencia para la competitividad organizacional, que muy superior a los modelos de certificación o de acreditación, está en capacidad de fortalecer de manera armónica, integral, y para el largo plazo, la calidad de la gestión de las organizaciones, tanto en lo estructural como en lo misional, a partir de cada realidad y en función de los objetivos para cada caso.

El Modelo SMO, reconoce a las diferentes organizaciones como sistemas optimizables, que en el marco de otros sistemas más amplios (Cadenas Productivas) pero a partir de sus Contextos particulares, desarrollan un ciclo vital y sinérgico, que involucra cinco fases:

  1. Visionar
  2. Estructurar
  3. Crear
  4. Aprender
  5. Mejorar

Este ciclo, denominado VECAM por sus iniciales, implica a su vez y de manera holística, una serie de criterios y subcriterios de desempeño, que contemplan desde el Direccionamiento Institucional Prospectivo hasta los Planes para la Competitividad, y que involucran, entre otros elementos: las Competencias; la Creación, la Gestión y la Transferencia del Conocimiento; la Innovación; la Responsabilidad Social; y la Constitución y Consolidación de Alianzas, Cadenas de Valor Asociativo y Redes para el Progreso.

Todo lo anterior dinamizado por el Liderazgo Sistémico del equipo humano de las organizaciones, considerando en todo momento, como meta trascendente y elemento motivador, una cultura de Excelencia.

El Modelo SMO es pues una herramienta robusta y coherente que lleva a las organizaciones que lo conocen y lo usan, a forjar el sendero de la excelencia a partir de una referenciación contextualizada y de alta exigencia, convirtíendolas en lo que hoy en día se conoce como Organizaciones de Clase Mundial.